La nueva revolución de los medios de comunicación. Islandia: Un ejemplo a seguir.