¿Una simple película o la oportunidad para ejercitar el lenguaje arquetípico? (y 2)


Aquí está la primera parte: http://starviewer.wordpress.com/2009/09/05/%c2%bfuna-simple-pelicula-o-la-oportunidad-para-ejercitar-el-lenguaje-arquetipico/

Advertencia: el contenido de este artículo desvela el argumento de la película ‘Señales’ (Signs). Si el lector prefiere –como es comprensible- disfrutar del film sin que nadie se lo cuente, le recomendamos que posponga esta lectura hasta entonces.

Tío Merrill es parte activa del ser interior de Graham y sus dos criaturas; es el ‘okupa’ en la atormentada mente del Padre Hess, expectante para concienciar, para encauzar una situación que parece perdida en la tragedia. Se podría decir que Merrill es una especie de Pepito Grillo que trata de religar la psique de su hermano mayor al cosmos espiritual. Sin embargo, no está capacitado para evitar el traumático recorrido que Graham tiene que vivir. Quizás por ello, para representar las distancias que su hermano establece en su mente, el chico duerme en el granero y no en la casa familiar.

Merrill es un joven deportista que se sale de la norma. Sabemos que aunque tiene la calidad suficiente para ello, no está en la Liga Nacional de Béisbol, porque batea sin controlar su fuerza. Sin embargo, gracias a su potencia vencerá al invasor, pero únicamente cuando Graham renazca de sus cenizas y ponga en acción su propia conciencia, de la que Merrill es su tótem.

La frialdad de Graham hacia sus hijos, combinada con el consuelo que éstos sienten en Merrill, da lugar a un conflicto…

-No dejarás que nos pase nada, ¿verdad? –pregunta Morgan a su tío.

-Ni hablar –responde él. Su sobrino suspira aliviado.

-¡Ojalá fueras mi padre! –añade el niño.

-¿Qué has dicho? No vuelvas a decir algo así. Nunca –concluye inflexible, equilibrando las percepciones de Morgan y no cayendo en el error de dar por bueno tal halago.

Mientras Merrill está constantemente frente al televisor, viendo cómo en diferentes partes del mundo se está produciendo la llegada de naves extraterrestres, los niños leen el libro sobre ovnis que han comprado en la librería del pueblo, a donde llegó por casualidad.

En el libro hay una ilustración de una casa similar a la de los Hess, y una nave alienígena dispara sus rayos contra ella. Como resultado, en el jardín de la ilustración se aprecian varias figuras de humanos muertos: un adulto (que representaría a Graham) y dos niños (sus hijos); Merrill, la conciencia, el Totó de este cuento, no aparece.

Cuando Graham ve el dibujo de la nave lanzando rayos contra la casa, y se percata de la similitud con su hogar, suena el teléfono. ¿Quién ha de ser? Sólo puede ser una persona: Ray Reddy, el hombre que –accidentalmente- causó la muerte de la esposa del predicador. El nombre Ray significa ‘rayo’, por lo que se entiende el simbolismo de los rayos que destruyen el hogar de los Hess…

Es entonces cuando vemos un primer plano del traje azul de Colleen en un maniquí, queriéndonos decir que la mamá está presente. El color del vestido nos informa de la conexión con el mundo espiritual.

Seis meses atrás, mientras Colleen paseaba por los alrededores, Ray Reddy conducía su vehículo y -producto del cansancio- se durmió al volante, atropellando a la señora Hess.

Desde una perspectiva simbólica, la muerte de Colleen es una extrema forma de representar el ciclo de la destrucción que antecede a una nueva creación. Obviamente, el Graham más terrenal habría preferido ser galardonado por un Dios Padre al que cree haber servido, no perdiendo a su mujer en un estúpido accidente. Pero el universo espiritual de Graham -criatura evolucionaria- le ha exigido mucho más que eso. Lo ha empujado hasta el mismo abismo en que no tendrá ocasión sino de afrontar la realidad: aprender a aceptar los ritmos y ciclos de la vida es mucho más importante (y duro) que tratar de evadirlos. Se trata de un proceso de tejer y destejer, avivar con agua y exponer al fuego regenerador que todo lo transformar y enaltece. Tratar de luchar denodadamente contra esa corriente cíclica es agotador y frustrante, y sólo hay dos caminos: aceptar y superar, o rebelarse contra la vida misma.

Tras la llamada telefónica, Graham va a casa de Ray y charlan por primera vez en seis meses…

Ray Reddy, el hombre que carga con el peso de ser quien acabó con la vida de la mujer de un predicador, su predicador, se siente culpable y así se lo hace saber a Graham: siento haberte hecho cuestionar tu fe. El viudo, contenido, no muestra ira alguna.

La conversación es parte del proceso que el señor Hess tiene que afrontar para alcanzar la paz. Un proceso que se niega a aceptar a toda costa.

Será en esa casa, como no podía ser de otro modo, donde el personaje de Gibson compruebe, sin ningún género de dudas, que unos alienígenas están invadiendo el mundo. En la despensa hay uno, al que Graham tendrá ocasión de volver a ver más adelante…

De regreso a su hogar, afectado por la realidad de lo que ha vivido, nuestro protagonista se rinde ante la evidencia: la invasión es inminente. Las luces ovni se multiplican por cientos de ciudades. Son hostiles y están en fase de preataque.

Un Graham circunspecto escucha el boletín de noticias: Cientos de miles de personas han ido a templos, sinagogas e iglesias. Que Dios nos asista a todos. Se escucha el repique de campanas y tenemos un primer plano del rostro de Gibson. ¿Se habría producido la invasión de no haber perdido la fe el Padre Hess? Desde el ámbito metafísico la respuesta es clara: No.

La invasión es una manifiesta consecuencia de su crisis espiritual, eso sí, amplificada, trasladada a un escenario mundial, para recordarnos la implicación de lo local en lo global.

Ahora que la invasión es un hecho, Graham tendrá que enfrentarla interior y exteriormente. Se verá forzado –ante la negación a poner orden en su alma atormentada- a llenar con medios puramente físicos el vacío que dejó su perdida confianza en el universo espiritual. Pero, ¿cómo hacerlo? El presentador de las noticias dijo que Dios nos asista a todos, pero él se siente excluido. ¿No hay cielo que lo asista? No. Pues aunque lo hay en su creencia, la naturaleza del mismo está en entredicho; el amor hacia un ser supremo se ha transformado en rabia, en odio: Dios mató cruelmente a su mujer, la esposa de un siervo de la iglesia, un ministro del Reino…

La rabia que lo envolvió seis meses atrás ha ofuscado su mente, y se llevó su confianza en el potencial inherente en la unidad con su conciencia. Ahora se verá, cada vez más, forzado a combatir sus monstruos invasores: ira, rabia, odio, incomprensión, rebeldía.

Tras el boletín de noticias, Graham cierra las ventanas; cree que así podrá afrontar lo que se le viene encima, con sólo clavar unos maderos en ventanas y puertas. Sin embargo, la casa es un símil de su propio cuerpo y, por extensión, del de sus hijos, cuyos cuerpos construyó él (recordemos que Merrill vive junto a la casa, en el granero). No bastará con protección física si no hay remedio, fortaleza y defensa interior. El problema de Graham es la lectura literal, racional, de un conflicto metafísico.

Las temporales deficiencias espirituales de Graham quedan patentes cuando charla con su hermano:

-Habrá quien piense que es el fin del mundo –dice Merrill.

-Es cierto.

-¿Crees que podría serlo?

-Sí –responde, indiferente.

-¿Cómo puedes decir eso? –insiste perplejo ante las respuestas de su hermano.

-¿No es la respuesta que esperabas?

-¿No podrías fingir ser como eras, y darme un poco de consuelo? -Merrill parece estar realmente desconcertado.

-Hay dos tipos de personas en el mundo. Al ocurrir algo afortunado, el primer grupo cree que es algo más, algo más que suerte, más que una casualidad; creen que es una señal, la prueba de que hay alguien ahí arriba velando por ellos. El segundo grupo lo ve como pura suerte, un feliz giro del destino. Ahora mismo, el segundo grupo mira esas luces con mucho recelo; para ellos la situación está mitad y mitad; podría ser malo, podría ser bueno. Pero en el fondo sienten que, pase lo que pase, están solos, y eso los aterra. Sí, hay gente así. Pero luego hay cantidad de gente del primer grupo que cuando ven esas luces, están viendo un milagro. En el fondo sienten que, pase lo que pase, habrá alguien ahí arriba para ayudarlos, y eso los llena de esperanzas. Tienes que preguntarte qué clase de persona eres. ¿Eres de los que ve señales? ¿De los que ve milagros? -primer plano de Merrill- ¿O crees que la suerte de la gente es aleatoria? O piénsalo así: ¿Es posible que no existan las coincidencias?

Su hermano lo ha escuchado con atención y le responderá con un pensamiento convincente:

-Una vez estaba en una fiesta. Estaba en el sofá con Ronda McKinney; ahí estaba, guapísima, mirándome. Me acerqué para besarla y me di cuenta de que tenía un chicle en la boca. Así que me giré, me saqué el chicle, lo metí en un vaso de papel que había al lado del sofá, y me di la vuelta. Ronda McKinney empezó a vomitar por todo el sofá. En ese mismo segundo supe que era un milagro; podría haber estado besándola cuando vomitó y me hubiera dejado traumatizado de por vida. Quizá no me hubiera recuperado. Soy de los de los milagros, y esas luces son un milagro.

-Pues ya ves –responde un escéptico Graham. Los argumentos dados por su hermano no acaban por hacer mella en su atribulado pensamiento, y así se lo hace saber. Esta respuesta deja contrariado a Merrill, ya que advierte -contundentemente- que Graham está completamente abatido. Es entonces cuando éste expone las razones definitivas de su escepticismo:

-Nunca te he contado las últimas palabras de Colleen antes de morir. Me dijo: Ve. Los ojos se le humedecieron y luego dijo: Batea fuerte. ¿Sabes por qué lo dijo? -Merrill niega con la cabeza-. Porque las neuronas de su cerebro bullían mientras moría, y le llegó un recuerdo, al azar, de uno de tus partidos. No hay nadie -Graham es categórico- velando por nosotros, Merrill. Estamos muy solos.

Definitivamente, Graham no está usando su conciencia para comprender que todo lo que ocurre en el mundo de las imágenes, tiene su origen más allá de ellas. Sin un esfuerzo por comprender el lenguaje simbólico, arquetípico, en el que se expresa el cosmos espiritual, todas las respuestas de Graham -como icono del ser humano sin conciencia- serán reactivas, irreflexivas, ineficaces. La invasión está a las puertas.

Continuará…

Acerca de starviewer

Abogado y científico. Experto en Derecho del ámbito Científico y Tecnológico: Patentes, Protocolos de Telecomunicaciones, Patentes ,Radio Frecuencia, Convergencia IP y Radio Astronomía. Profesor Universitario: Derecho Científico, Libertad de Investigación Científica en el Marco de la Innovación. SLAs (Acuerdos de Alcance en Prestación de Servicios),Experto en Protocolos de Telecominicaciones. Miembro de diversos comités científicos, sobre nuevas tecnologías. Impulsor de Metodologías avanzadas de Investigación en el marco del PMBook.

  1. sidharta

    Os puedo sugerir una cosa? Me encantan vuestros artículos, muy interesantes, pero por eso mismo os pediría que por favor nos deis al menos un par de días para leerlos y asimilarlos, ya que estais colgando últimamente uno tras otro con muy poco espacio en el tiempo. Los que trabajamos y tenemos hijos, como muchos de vosotros imagino, tenemos el tiempo contado para pasarlo en internet, leer todo y asimilar.
    MUCHAS GRACIAS-NAMASTÉ.

  2. JOSE_JAEN

    Sabemos de la gran cantidad de movimientos de artefactos artificiales, supongamos “naves extraterrestres”. Me pregunto si quisieran invadirnos, aniquilarnos, tener un actitud hostil, esclavizarnos… ¿por qué no lo han hecho antes pues les sería más fácil ante una menor tecnología que ahora? Esta es una pregunta que siempre me he hecho y que no encuentro respuesta. En cambio si es mera observancia, que buscan después de tantos siglos de observancia??? En fin, son cuestiones que espero algun día solucionar.

    • Nous

      Tal vez a algunas especies de ET les sea rentable esta clase de relación. Puede que nos estén explotando de alguna manera, que les interese que las cosas sean como son. Ya denunciaron esto Andreas Faber Kaiser y Salvador Freixedo (entre otros).

      Y si hay especies benignas, puede ser cierto que existan normas de no injerencia en la evolución y desarrollo de los otros (no es una relación condescendiente padre-hijo).

      Incluso si es cierto eso de que han anulado sistemas de lanzamiento de armas nucleares o han interceptado estas antes de que ocurra una desgracia, es posible que los salvadores, después de todo, no sean lo que pensamos, unos buenazos que no merecemos, sino que aun podrían ser nuestros explotadores, a quienes no interesamos muertos, sometidos sí.

    • JOSE_JAEN

      Estoy de acuerdo, pero cuando tú puedes esclavizar, puedes controlar, la tecnología, la población, etc. ¿por qué nos dejan que evolucionemos tecnológicamente, científicamente, que tengamos conocimiento de su existencia extraterrestre?? No tiene sentido. En fin, son rayaduras de mi cabeza, es que por donde quiera no encuentro explicación. Ante un argumento lógico, encuentro en respuesta un argumento que lo anula.

    • Nacho

      Me vais a permitir aventurar un disparate.

      Yo creo que la clave del “estudio/observación” está en nuestra mente humana.

      Nos han dado un entorno limitado a la materia (Ya sabéis, la velocidad de la luz limita nuestro universo y esto nos proporciona un entorno limitado)

      Al mismo tiempo nos han dado una herramienta: una mente dotada de una capacidad de razonamiento y libertad, pero relacionada con la materia. Tenemos aspectos espirituales que “tiran de nosotros” en cierto sentido y aspectos materiales que nos arrastran en el contrario.

      Es como si fuéramos un experimento realizado por entidades que nos observan y que obtienen los resultados de nuestros triunfos y nuestras miserias. Confrontan lo bueno y lo malo (esto sólo existe dentro de los parámetros de nuestro universo material).

      De aquí que los grandes sabios orientales nos dicen eso de “No enredarse en MAYA, la ilusión” Porque saben/intuyen/conocen que hay algo mas que las energías que se ven desde nuestra parcial visión de la realidad.

      Progresivamente la evolución (yo estoy de acuerdo en que es “asistida”) ha perfeccionado a las criaturas a lo largo del tiempo. Hasta nosotros los humanos.

      Nuestra función en la película es trascender la materia a traves del poder de nuestra mente, hacia la espiritualidad. Elevar la vibración hacia la luz.
      Seguramente estos son conceptos espirituales que probablemente nos suenan a todos.

      Dicen que somos entidades espirituales del más alto grado, (realeza) que estamos aquí experimentando el estado de la materia, de la 3ª dimension, quizá como probatina para ver cual sería el “coste” de esa ascensión.

      Yo creo que nuestro tesoro es precisamente nuestra mente, nuestra capacidad de tener sentimientos (buenos y malos), nuestros amores y desdichas apasionados…
      Todos estas cosas que solo los humanos somos capaces de experimentar.
      Esto es lo que ellos desean de nosotros. Por eso somos tan interesantes para tanta gente alla arriba.

      No quiero abusar del disparate.
      Gracias por vuestra paciencia.

      Nacho

    • Shana

      Estoy de acuerdo con tu “disparate” Nacho.

      Se nos creó con una parte mental y otra espiritual, para desarrollar una vida en este planeta tridimensional.

      Algunos de los humanos, son básicamente racionales, porque tienen adormecida todavía su parte espiritual.

      Otros en cambio, tenemos ambas partes despiertas, y lo difícil cuando esto sucede, es mantener siempre un equilibrio entre ambas.

      Por costumbre, y porque así nos enseñaron desde pequeños, intentamos comprenderlo todo utilizando nuestra mente. Nos machacamos a nosotros mismos con mil preguntas, de las cuales, en la mayoría de las ocasiones, cuando éstas son “transcendentes”, no encontramos una respuesta “racional” que nos convenza.

      Y ahí entramos en una especie de “bucle”, que nos puede producir “desazón”, porque te preguntas: ¿por qué si yo intuyo “esto” no existe ninguna “prueba tangible” que me lo permita demostrar?.

      Cuando llegamos a ese punto, lo aconsejable, es relajar nuestra mente.

      Eso, me recuerda a cuando era estudiante en la universidad. Siempre, los problemas más complejos que tenía que resolver, aquellos en los cuales te “encallabas” porque no dabas con aquella “idea feliz”, ésta siempre me llegaba cuando me “olvidaba del problema durante un rato”, es decir, cuando relajaba mi mente, y siempre era en el momento más inesperado (en el cine, en el autobús, comprando el pan…).

      Estoy de acuerdo, en que nuestro más preciado tesoro, para ellos que nos observan (desde arriba, o quien sabe si también desde abajo aunque no los hayamos “reconocido”) es precisamente, esa doble capacidad que tenemos: nuestra mente, y nuestros sentimientos (esos que nacen de lo que solemos llamar “nuestro corazón” o “nuestra alma”).

      Y como dice aquella famosa reflexión, creo que es importante recordar a menudo, que: “existen razones del corazón que la razón no comprende”.

      Un saludo.

    • Bunker

      No hay mejor esclavo que el que cree que no lo és.Saludos

    • starviwer

      Lo que nos exclaviza es cuando no sabemos que hacer con nuestra libertad. La libertad implica conciencia, y sin conciencia no puede haber libertad.

      Un saludo.

    • toronto

      tal vez nos hayan esclavizado ya y no nos hemos enterado

  3. JOSE_JAEN

    Mira que a la única entidad que pagamos tributo es a HACIENDA y a los AYUNTAMIENTOS,¿serán estos los extraterrestres?, jejejejejeje.

  4. Pedro

    Es mas que evidente que es muy posible que seamos una especie de anormalidad. Cada vez es mas evidente que somos , psicológicamente hablando, unos seres del mesolítico con una tecnología de la era espacial.
    Seguimos con tics tribales de la edad de piedra pero con la capacidad de hacer daño por disponer de tecnología como la de fisión del átomo.
    Es un hecho que nuestra psique vive atrapada entre algo que tiende a dispararse y otra parte que se retiene.
    Algo que vive atrapado jamás puede saber qué es la libertad. La libertad no consiste en la poder de la elección. Allá donde hay elección hay confusión y allá donde hay confusión no existe la libertad.
    Descubrir todo el proceso del condicionamiento es libertad

    Saludos

    • patricio

      “Descubrir todo el proceso del condicionamiento es libertad”

      que es la libertad en comparación a la verdad?…ahi donde hay confusión está plena la posibilidad ( o certeza?) de conocimiento . A estas alturas dudo de que tengamos siquiera una posibilidad de negarnos al saber..

  5. sidharta

    Creo que nuestra mente tiene sus limitaciones, ya la ciencia nos lo está diciendo, entonces es imposible que algo tan limitado como la mente pueda aprehender un universo con una potencialidades infinitas, con una sencillez y complejidad asombrosas. Los misticos iluminados son los únicos que han transcendido la mente limitadora y han experimentado el latir del universo, en primera persona, el sentido de todo. Lógicamente transmitir Eso con palabras es imposible, lo dijo ya incluso Buda hace mas de 2.500 años. No sé si habeis leído algo de Budismo, pero ahí teneis muchas respuestas, es asombroso como la ciencia actual está concordando con los conceptos que el budismo hace del mundo, del universo.
    A veces pienso si hay otros seres observandonos estaran muy defraudados, sobre todo si han influido en nuestro desarrollo. Y por otro lado, tan avanzados y perdiendo el tiempo con nosotros? Suena a raro no?

    • JOSE_JAEN

      No sé sidharta, creo que eso “místicos iluminados” creo que son personas con un gran entendimiento y con unas aptitudes intelectuales impresionantes. Dudo que hayan experimentado el “latir del universo” o la “unión con el universo”. Todos esos maestros ascendidos de la “hermandad blanca” y demás, creo que pueden tener una gran intelectualidad en cuanto a palabras y acciones. Solo es una opinión persona, creo que para dar un paso en ese aspecto ha de haber una “mutación” o una evolución física. No sé…

    • Pedro

      Desconozco la filosofía budista. Lo que si conozco son personas que practican el budismo y veo que tienen los mismos problemas sin resolver que el resto de humanos.
      Evidentemente el budismo no es la solución a la cantidad ingente de problemas que agobian al humano

    • PPP

      Totalmente de acuerdo contigo Pedro y yo añadiría más: Ninguna religión es la solución a los problemas que agobian al ser humano. Al contrario, el papel de las religiones a lo largo de la historia, ha sido siempre el de “vaselina” para que aceptemos resignadamente el destino que se nos ha impuesto desde “arriba”.
      Un saludo.

  6. Danny

    Hola
    A pesar de no intervenir sigo su blog hace un tiempo incluso por rss feed.
    El asunto (los asuntos que tratan aquí) son cosas que si bien por ignorancia en la materia no comprendo muchas veces, me resultan de mucho interés.
    Me parece importante que haya científicos que den otro punto de vista. Todos sabemos que los mass-media están flechados.
    Concretamente.
    Piensan Uds. que hay seres entre nosotros, o cerca de nosotros de alguna manera (en dimensiones que no apreciamos) y que intervienen en lo cotidiano?
    Siguen estando allí las personas que mueren?
    Uno mismo, solo por creencia puede estar a favor o en contra de esto.
    Se que es una pregunta difícil de responder científicamente. Pero sería de mucho interés para mí saber hasta que punto podemos estar “medianamente” seguros de algo.
    Parece que espiritualidad y ciencia se muestran convergentes.
    Muchas gracias.
    Buen trabajo y todo mi respeto.
    Danny

    • starviwer

      Gracias Danny.

      Bienvenido a este Blog.
      Te recomiendo varios artículos desde el glosario, que resolverán muchas de tus dudas.

      http://starviewer.wordpress.com/2009/08/21/glosario/

      Desde el punto de vista exocientífico no hay duda alguna de la existencia de otras civilizaciones inteligentes. Las otras disciplinas científicas remiten a la exociencia, con lo que lo estamos estudiando aquí.

      La otra pregunta que planteas, tiene más que ver con la conciencia que con la ciencia, pero desde la conciencia, sostenemos que podría ser así. Bien sea en otra dimensión multiversal, bien en otro plano de este universo, o incluso en forma de frecuencias o energías que eventualmente percibimos.

      Un saludo.

    • Danny

      Hola
      Gracias por responder, se por le que he leído que están con mucho trabajo. Seguía tu respuesta?
      Al final dice “Por así decirlo, ”
      Perdona si no entendí!.
      Saludos
      Danny

  7. starviwer

    Danny, El “por así decirlo”, se me descolocó de sitio al redactar la respuesta.

    Quería decir: “sostenemos que podría ser así.”
    Pero el editor me lo montó detrás del saludo.

    No me di cuenta, que no se borró al editar el comienzo del párrafo.

    Te pido disculpas por ello.
    A veces, sucede que wordpress, no reescribe y deja una frase suelta de un párrafo anterior que no se ha borrado.

    Lo que quería decir, precísamente es que desde el punto de la conciencia, opinamos igual que tú “por así decirlo”.

    Un saludo.

  8. internetten para kazan

    Encontrado!
    Gracias!

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.

Únete a otros 5.802 seguidores

Ofrecido por WordPress.com